La voz del pasajero: Porqué uso Metro

Aarón Caleco es  originario de Puebla, México. Trabaja en la construcción y reside en Long Beach. “Tomo el tren cada vez que necesito ir a Los Ángeles de compras o de paseo. Me gusta porque  el precio es accesible y además me ahorro la gasolina y me puedo relajar. Si pudiera, tomaría el tren o el autobús todos los días  pero no puedo porque trabajo en construcción”.

Eduviges Robles nació en Puerto Vallarta, Jalisco, es ama de casa y vive en Long Beach. “Viajo al menos dos veces por semana para ir a Los ángeles de compras con mis hijos. El servicio del tren generalmente es eficiente y mejor que los autobuses, pero lo único malo es que a veces hay gente que deja mucha basura y también me preocupa la seguridad”.

Porqué no uso  Metro

Stephanie Damian nació en California, es estudiante de preparatoria y reside en Los Ángeles. “Yo no viajo en Metro porque mi papá me lleva en su coche a todos los lugares que necesito. No me gusta andar en transporte público porque hay mucha gente, es muy incómodo y además se tarda uno mucho para llegar. No me preocupa que el precio de la gasolina esté alto porque mi papá es el que paga”.

José Salazar es originario del Puerto de Veracruz, México, vive en Long Beach y trabaja como repartidor de pizzas. “Yo no uso el transporte público porque mi trabajo no me lo permite, forzosamente tengo que andar en carro. Pero si pudiera, me gustaría mucho tomar el tren,  no tiene uno que preocuparse de los riesgos de manejar, ni de los gastos del coche. Cuando se inauguró la Línea Azul, mi familia y yo fuimos de los primeros en estrenarla”.