El Concejo de Los Ángeles aprueba medida para proteger a los ciclistas

Ciclistas se reunieron en el ayuntamiento para demandar justicia para sus compañeros atropellados el 16 de junio. Foto: Agustín Durán.

En los últimos años la ciudad de Los Ángeles ha hecho grandes esfuerzos por promover el uso de la biclicleta debido a que ayuda a descongestionar el tráfico y a mejorar la calidad del aire.

Sin embargo, todos sabemos que el conducir una bicicleta en las calles no está exento de riesgos, especialmente porque hay gente sin conciencia que se dedica deliberadamente a molestar a los ciclistas.

Consciente de este problema y de que hasta ahora no había una legislación dedicada a proteger los derechos de los ciclistas, el Concejo de la ciudad de Los Ángeles aprobó ayer una medida que cambiará esta situación. De ahora en adelante, los ciclistas podrán perseguir a todo aquel que los moleste, amenace o lesione en un tribunal civil, donde no se exigen pruebas tan rigurosas como en los casos penales.

La medida, propuesta por el concejal de la ciudad de Los Angeles Bill Rosendahl, fue aprobada por 12 votos a favor y cero en contra. Como era de esperarse, docenas de ciclistas que estaban presentes en el Concejo aplaudieron la medida.

Muchos de los asistentes recordaron las terribles experiencias que sufrieron mientras conducían sus bicicletas, desde personas que les arrojaron objetos hasta otros que los golpearon o amenazaron, sin que nadie pudiera hacerles justicia.

Ahora todo aquel que se atreva a hostigar, amenazar o dañar de cualquier forma a un ciclista tendrá que enfrentar las consecuencias, pues podrá ser objeto de una demanda civil y tendrá que responder por los daños causados ante un jurado.

Los concejales Ed Reyes y Tony Cárdenas manifestaron que esperaban que esta medida, combinada con el plan de la ciudad de fortalecer el plan de bicicletas, haga las calles de Los Ángeles más seguras para los ciclistas.