Fallo a favor de Foothill Construction Authority en demanda sobre venta de terreno

La Dirección de Construcción de la Extensión Foothill de la Línea Dorada (Gold Line) recibió el viernes pasado el mandato judicial definitivo sobre una de varias peticiones solicitadas por una persona que se resiste a vender el terreno donde se ubicarán las instalaciones de mantenimiento y operaciones de este proyecto de tren ligero, que irá de Pasadena hasta los límites de Azusa y Glendora. El mandato judicial negó al solicitante su petición de invalidar la certificación, por parte de la Dirección de la Extensión Foothill, del Reporte Suplementario del Impacto Ambiental (SEIR) sobre el proyecto.

En general, las bases de la demanda eran que el SEIR solamente cubría una pieza de todo el proyecto que va desde Pasadena hasta Montclair y, por lo tanto, no evaluaba el impacto total de la obra ni consideraba medidas de mitigación necesarias.

El presidente de la Dirección de Construcción y alcalde de Glendora, Doug Tessitor, dijo que este fallo es una importante victoria para el proyecto.
“El SEIR abordó y analizó un gran número de cambios en el proyecto desde que el documento original EIR fue certificado en 2007. La Autoridad puede continuar ahora con su trabajo”.

Hasta ahora, el demandante ha entablado seis litigios contra la Dirección de Construcción y contra la ciudad de Monrovia para evitar la venta de su terreno para el proyecto. Las demandas van desde alegatos de supuesta conspiración secreta hasta retar la capacidad de los miembros de la Junta de la Dirección de Construcción.

Habib F. Balian, director general ejecutivo de la Dirección de Construcción se mostró complacido por el fallo. “Son muy buenas noticias y apreciamos que la jueza haya dado su veredicto final”.