Bolas de concreto para evitar que viajen en el techo de trenes en Indonesia

Indonesia ha luchado incansablemente una batalla perdida en contra de los usuarios del transporte público, quienes testarudamente viajan en el techo de los trenes para avanzar más en las horas pico.

Aunque ahora parece ser que los funcionarios del servicio de trenes han encontrado la solución mágica, bolas de concreto, suspendidas por cadenas en una marco de metal, con solo 25 centímetros o 10 pulgadas de espacio sobre el techo de los trenes de pasajeros.

Nombradas las “bolas de gol” tienen una dimensión de 10 centímetros o cuatro pulgadas de diámetro y están pintadas de color metálico. Cada lado tiene 12 bolas para un total de 24, las cuales cuelgan de marco de metal, que más bien parece una portería de futbol.

La primera fue instalada a principios de esta semana, a solo unas yardas de la estación del tren, en las afueras de Yakarta, Indonesia.
 “Cualquiera que decida viajar en el techo del tren verá que es muy difícil esquivar las bolas de concreto que hemos instalado”, dijo Mateta Rizahulhaq, vocero de la compañía PT Kereta Api, propiedad del gobierno.  “De acuerdo a nuestros reportes, ya nadie se ha atrevido a viajar arriba del tren en esa ruta desde que se instalaron las bolas de concreto”.

Desde hace muchos años las autoridades han tratado de detener esa práctica pero siempre habían fallado.  “Tratamos de todo, pusimos aceite en el techo, alambre de púas, perros, rociamos con agua el techo, consejos de líderes religiosos, nada había sido tan efectivo como las bolas”, advirtió Rizahulhaq.

Sin embargo, algunos críticos han dicho que esta táctica  es muy inhumana.

Casi medio millón de pasajeros dependen del sistema de trenes en Yakarta para viajar dentro de la ciudad, pero la infraestructura es insuficiente y los viajeros tienen que recurrir a cualquier cosa para llegar a trabajar o a la escuela.

Según los funcionarios esta practica causa una o dos muertes cada mes, pero esperan que con las bolas de concreto ese número se reduzca a cero.

“Si las bolas de metal son efectivas, entonces instalaremos más en todas las líneas de la capital”, agregaron las autoridades.