La Extensión Foothill de la Línea Dorada avanza a alta velocidad

La compañía constructora del proyecto del tren ligero de Pasadena a Azusa de la Línea Dorada recibió la aprobación para iniciar la construcción de las 11.5 millas de vías, seis estaciones, puentes y reubicación de los servicios públicos, así como las instalaciones de mantenimiento de lo que será la Extensión de Foothill de la Línea Dorada, la cual se espera que se termine de construir en el 2015.

“Va a toda velocidad la Línea Dorada hacía Azusa”, expresó el supervisor del condado y vicepresidente de la junta de directores de Metro, Michael Antonovich. “Con la línea lista para el 2015, los residentes del Valle de San Gabriel tendrán un transporte muy conveniente y económico”.

Autoridades indicaron que el proyecto de 486 millones de dólares ha recibido todo el apoyo para la realización del diseño y construcción, desde la estación Sierra Madre en Pasadena a Azusa. Las estaciones estarán ubicadas en Arcadia, Monrovia, Duarte, Irwindale y Azusa.

El otorgamiento de la “luz verde” para iniciar la construcción del proyecto estaba en espera de una decisión del Tribunal Superior que permitirá la adquisición de terreno para las instalaciones de mantenimiento y operaciones en la ciudad de Monrovia y que la compañía de ferrocarril de cargar Burlington Northern Santa Fe Railroad (BNSFR) renunciar a su derecho de vía, lo cual se logró el pasado mes de febrero, indicó el supervisor.

Durante el período de construcción la Corporación de Desarrollo Económico del Condado de Los Ángeles calcula que se generarán siete mil empleos con una derrama económica para la región por mil millones de dólares.

El proyecto de extensión Foothill de la Línea Dorada tendrá un costo de 1.4 mil millones de dólares y financiada parcialmente por la Medida R, el medio centavo del impuesto a la venta, aprobada por los votantes del condado de Los Ángeles en el 2008.