Metro empieza las obras para reubicar los servicios públicos de la Extensión del Subterráneo al Oeste

El alcalde Antonio Villaraigosa en la conferencia donde se anunció el inicio de las obras para reubicar las tuberías y cables de servicios públicos para la Extensión del Tren Subterráneo al Oeste de L.A. Foto: José Ubaldo/Metro.

Metro empezó hoy la reubicación de los servicios públicos en el Distrito Mid-Wilshire para el largamente esperado proyecto de la Extensión del Tren Subterráneo al Oeste. Esta obra extenderá la Línea Púrpura nueve millas, desde el centro de Los Ángeles, hasta el oeste de la ciudad.

Las cuadrillas de trabajadores empezaron hoy a reubicar las líneas de telecomunicación subterráneas sobre el boulevard Wilshire entre la avenida La Brea y la calle Detroit, donde habrá una estación del tren. También se harán trabajos de reubicación de servicios públicos en Wilshire/Western y en las futuras estaciones Wilshire/Fairfax y Wilshire/La Cienega en el curso del próximo año y medio. Se avisará a las comunidades aledañas sobre estas actividades. Juntas, las tres estaciones constituirán las primeras cuatro millas de construcción del proyecto.

“Los trabajos de preconstrucción ponen en marcha uno de los proyectos de transporte más dinámicos de la ciudad; un tren que enlaza el centro de la ciudad con el Oeste”, dijo el alcalde de L.A., Antonio Villaraigosa, quien es también miembro de la Junta de Directores de Metro. “La Extensión del Subterráneo al Oeste ofrecerá un servicio de transporte de primera clase mundial a una de las regiones con más tráfico y su construcción creará miles de trabajos locales. Estamos comprometidos a entregar el sistema de transporte del siglo 21 por el que los votantes aprobaron la Medida R hace cuatro años”.

Las actividades de preconstrucción también incluirán asegurar un contratista para la construcción, adquirir los terrenos donde ésta se efectuará, continuar las pruebas del suelo y las reuniones con la comunidad. En el área alrededor de La Brea Tar Pits, donde puede haber fósiles, los trabajadores también construirán una cabina para evaluar mejor las condiciones del terreno.

“Este es un gran avance para el transporte masivo en Los Ángeles”, dijo el presidente de la Junta de Supervisores de Los Ángeles, Zev Yaroslavsky, quien es también miembro de la Junta de Metro. “Gracias a la Medida R y por primera vez desde que se abrió la estación Wilshire/Western en 1996, estamos dando los primeros pasos para servir a los residentes de Mid- Wilshire y del Oeste con un servicio de tren rápido, eficiente y confiable como parte de nuestra red regional”.

En otros desarrollos, la Administración Federal de Transporte recientemente permitió que el proyecto avanzara a su fase de Diseño Final. Metro intenta buscar fondos del programa New Starts para el próximo año.

Se estima que el costo total del proyecto será de 6,300 millones de dólares, basados en un calendario de construcción de tres fases. La construcción de las estaciones subterráneas y de los túneles para el primer segmento entre Wilshire/Western y Wilshire/La Cienega está programada para empezar en 2014 y finalizar en 2023. La segunda fase agregaría otras 2.6 millas de servicio e incluiría las nuevas estaciones de Wilshire/Rodeo y Century City y se espera que se inaugure en 2026. La última fase añadiría otras 2.9 miillas e incluiría dos nuevas estaciones en Westwood/UCLA y Westwood/VA Hospital que se inauguraría en 2036.

Una vez terminada, la Extensión de la Línea Púrpura tendría siete nuevas estaciones. Se espera que unas 49,300 personas la usen. Esto agregaría 78,000 nuevos viajes diarios al sistema de trenes de Metro. Los pasajeros podrían ir del centro de Los Ángeles a Westwood/UCLA en unos 25 minutos.

La organización Los Angeles Economic Development Corporation pronostica que el proyecto creará 52,500 trabajos (directos, indirectos e inducidos), generará $3,004 millones en ingresos laborales y $8,130 millones en ganancias para negocios en la región del sur de California.

Para más información visiten: metro.net/westside.