Por qué importan las elecciones en L.A. si les interesa el transporte

election day

Por Steve Hymon

Como ya habrán escuchado, hoy se celebran elecciones primarias en Los Ángeles para elegir al próximo alcalde de la segunda ciudad más grande el país, que tiene 3.8 millones de habitantes y muchos retos en materia de transporte.

Por esa razón, quiero recordarles que hay mucho en juego en lo que se refiere a transporte. Esta es una de las razones: Metro es una agencia supervisada por una Junta Directiva de 13 miembros que deciden sobre los asuntos más importantes. El alcalde de Los Ángeles tiene un puesto en la junta y el derecho a nombrar a tres miembros de este organismo.

Así que, vamos a hacer las matemáticas. Para aprobar casi todos los asuntos, se requieren los votos de una mayoría de la Junta Directiva, es decir, siete votos. Cuatro de ellos son controlados por el alcalde de Los Ángeles Eso significa que el alcalde controla más de la mitad de los votos necesarios para aprobar los asuntos que tienen mayor impacto (ojalá que sea siempre positivo) en el condado de L.A.

Estos son algunos de los asuntos que posiblemente tenga que confrontar Metro en los próximos cuatro años, lo que significa que serán los que tendrá que abordar el próximo alcalde de esta ciudad.

•Aunque no hay actualmente nada sobre la mesa, posiblemente habrá una discusión en los próximos cuatro años sobre la estructura de tarifas de Metro — todas las agencias de transporte confrontan este asunto cada cierto tiempo.

• Poco después que el nuevo alcalde asuma su puesto, habrá cinco grandes proyectos de trenes de Metro que estarán bajo construcción al mismo tiempo: La Fase 2 de la Línea Expo, la Extensión de la Línea Dorada a Foothill, la Línea Crenshaw/LAX, el Conector Regional y la Extensión del Subterráneo al Oeste.

La Junta Directiva de Metro tendrá que lidiar con muchos otors asuntos importantes como las cuatro demandas contra el subterráneo entabladas por la ciudad de Beverly Hills y el Distrito Escolar Unificado de Beverly Hills. También está pendiente el enlace de LAX a la Línea Crenshaw/LAX. Habrá mucha diversión.

•El programa piloto de un año ExpressLanes está ya en marcha, ahora que todos los carriles están abiertos en las autopistas 10 y 110. Cuando termine el periodo de prueba, la Junta Directiva de Metro decidirá qué hacer con el proyecto.

•El Estudio de la SR-710. Está programado para completarse en un par de años. En ese punto, la Junta Directiva de Metro puede decidir qué alternativas construir. Además de la opción de no construir, las cuatro alternativas en la mesa son: el autobús rápido (del Este de Los Ángeles a Pasadena), el tren ligero (del Este de Los Ángeles a Pasadena), el túnel en la autopista (de Alhambra a Pasadena) y mejoras en las señales de tráfico y en las intersecciones.

•Y está también el asunto de acelerar los proyecto de la Medida R. La mitad del programa America Fast Forward (un programa de créditos federales) ha sido aprobada por el Congreso.  El alcalde Antonio Villaraigosa y Metro están trabajando para impulsar la otra mitad (un programa de bonos) y una extensión del programa de créditos.

El próximo alcalde de Los Ángeles tendrá la opción de impulsar America Fast Forward. También se tendrá que decidir si se propone un impuesto de transporte a los votanes y si se impulsa o no a la Legislatura estatal sobre el asunto de establecer un límite para que esos impuestos permanezcan en dos tercios o se disminuyan al 55% (como proponen dos diferentes medidas).

Este es un asunto de gran importancia porque algunos de los proyectos de la Medida R están programados para completarse a finales de la década de 2020 o en la de 2030.

No necesitan decirme que estos asuntos no impactarán la movilidad en la región, sin mencionar la economía del área y la calidad de vida. Ninguno de ellos, sin embargo, ha recibido gran atención en las campañas hasta ahora. Pero después de que los votos se cuenten esta noche, es posible que haya dos candidatos que tendrán que abordarlos en las siguientes 10 semanas.