Celebran la primera década de servicio de la Línea Dorada

Un grupo de funcionarios corta el pastel para festejar el décimo aniversario de la Línea Dorada. Foto: Steve Hymon/Metro.

Un grupo de funcionarios corta el pastel para festejar el décimo aniversario de la Línea Dorada. Foto: Steve Hymon/Metro.

Por Steve Hymon

En una ceremonia llevada a cabo hoy por la mañana se celebró el décimo aniversario de la Línea Dorada de Metro que conecta Union Station en Los Ángeles con Pasadena. El evento fue organizado por la Dirección de Construcción de la  Extensión de la Línea Dorada a Foothill, la agencia que construye las 11.5 millas que se agregarán en 2016 para que el tren ligero de esa línea dé servicio a las ciudades de Arcadia, Monrovia, Duarte, Irwindale y Azusa.

La ubicación del evento fue perfecta: el patio de la estación  Del Mar en Pasadena. Como lo señaló el alcalde de Pasadena. Bill Bogaard, ese sitio fue una vez el estacionamiento del antiguo almacén de Santa Fe en Pasadena. Hoy, un gran edificio de apartamentos rodea las plataformas de la Línea Dorada y el viejo almacén es parte del complejo pues ha sido transformado en dos restaurantes.  El sitio incluye, además, un estacionamiento subterráneo, varias tiendas y está a una corta distancia de Old Pasadena. Es una de las estaciones con más pasajeros de la Línea Dorada.

Al evento asistieron muchos funcionarios electos y simpatizantes del proyecto, gente que lo apoyó en el pasado y ahora. Entre ellos, un trío de miembros de la Junta de Metro: el supervisor del condado de Los Ángeles, Michael D. Antonovich; el concejal de Duarte, John Fasana y el concejal de Glendale, Ara Najarian, así como el director general ejecutivo de Metro, Art Leahy. Otros asistentes incluyeron a la congresista  Judy Chu, personal del congresista Adam Schiff, el asambleísta Chris Holden, el concejal de Claremont, Sam Pedroza; el director general ejecutivo de la Dirección de Construcción de Foothill, Habib Balian; el concejal de Los Ángeles, Ed Reyes y el concejal de Glendora, Doug Tessitor, quien fue el maestro de ceremonias.

Algunos puntos de interés mencionados por los oradores:

• Boogard, el alcalde de Pasadena, dijo que la mayoría de nuevos desarrollos residenciales y comerciales en la ciudad desde que se inauguró la Línea Dorada en  2003 han abierto a media milla de distancia de ésta. Esa cifra incluye más de 2,300 unidades residenciales y  750,000 pies cuadrados de espacio comercial que juntos han inyectado más de un billón de dólares a la economía regional y local. Dijo también que los pasados diez años son sólo el inicio de una revolución de largo plazo sobre la forma en que se desarrollará Pasadena.

Supervisor and Metro Board Member Michael D. Antonovich speaks at the event Friday morning. Photo by Steve Hymon/Metro.

El supervisor de L.A. y miembro de la Junta de Metro, Michael D. Antonovich, habla en el evento de esta mañana.  Foto: Steve Hymon/Metro.

•Haciendo eco de un sentimiento similar, el asambleísta Chris Holden resaltó cómo los buenos proyectos de transporte, como la Línea Dorada, pueden “hacer mucho por el tejido urbano de una ciudad”, particularmente si esos proyectos siguen las reglas y el sentido común y hacen paradas en destinos donde la gente tiene interés.

•Todos los oradores— incluyendo a los miembros de la Junta de Metro, Antonovich, Fasana y Najarian — abogaron por el financiamiento de la Línea Dorada hasta Claremont y Montclair además de la construcción eventual de la línea oeste hacia Burbank y la Línea Naranja para crear el corredor de transporte más grande este-oeste a lo largo de las autopistas 134 y 210.  La fase 2A de la Extensión de la Línea Dorada hacia Foothill, que es el segmento que va hasta Azusa, está financiada por la Medida R. La fase 2B, hasta Montclair, está en el plan de largo alcance de Metro, pero todavía no tiene fondos.

Para ponerlo de manera suave, este ha sido un asunto delicado entre Metro y quienes apoyan la Extensión hacia Foothill. Se trata de una larga historia que se remonta a 1990, cuando la legislación estatal requirió (a través del entonces asambleísta y ahora congresista Adam Schiff) forzar a Metro a construir la Línea Dorada original. Es obvio que este es un asunto que no se olvidará, particularmente si Metro busca en el futuro poner en la boleta alguna medida para ayudar a financiar la aceleración de proyectos nuevos de transporte o de carreteras. “Vamos a dar esta batalla otra vez”, dijo el supervisor   Antonovich.

•Quienes deseen saber más sobre la Extensión de la Línea Dorada hacia Foothill por favor visiten  la página web de ésta, donde se incluyen mapas, actualizaciones sobre la construcción, ilustraciones y toneladas de información sobre el proyecto de $735 millones. Éste incluye seis nuevas estaciones de trenes, dos docenas de puentes que se están construyendo o renovando y una gran instalación para mantenimiento en Monrovia (se puede ver desde la autopista 210, al oeste del Home Depot). Es un enorme y complicado proyecto con un muy bajo costo para los estándares nacionales y actualmente está programado para completarse dentro del presupuesto y a tiempo para finales de 2016.