Metro recomienda un estudio técnico para las dos alternativas de la Fase 2 de la Línea Dorada al Este

Como muchos de ustedes saben, el borrador del estudio ambiental  para la Fase 2 del Corredor de Transporte de la Línea Dorada al Este fue dado a conocer en agosto. Entre las alternativas que el estudio tiene bajo consideración está extender la Línea Dorada al Este, desde el Este de Los a situada en su mayor parte al sur de la autopistaactivo.e se haga un estudio tÁngeles hasta South El Monte y/o Whittier, así como el Sistema de Administración de Transporte y la alternativa de No Construir que requiere la ley.

Hasta ahora, Metro ha recibido 1,130 comentarios públicos por lo que el personal de la agencia recomienda que se haga un estudio técnico para refinar las dos alternativas de tren ligero. El reporte del personal de Metro y sus recomendaciones están arriba y se pueden ver también online aquí. Esta es la página web del proyecto, que incluye preguntas y respuestas y un mapa interactivo.

La alternativa del Diseño de Variación para el Norte de la Ruta Estatal 60 (NSDV), que será estudiada posteriormente, terminaría en South El Monte y estaría situada en su mayor parte al sur de la autopista 60. Se desviaría al norte de la autopista entre Greenwood Avenue y Paramount Avenue para evitar el lado sur del sitio del OII.

La alternativa de Washington Blvd terminaría en Whittier y será refinada para evitar una sección aérea de vías a lo largo de Garfield Avenue en Montebello, entre Via Campo y Whittier Boulevard debido a que se determinó que tendría un impacto visual desagradable, así como efectos negativos para la comunidad y el vecindario. Esto significa que el estudio técnico debe encontrar otra ruta norte-sur para las vías entre la autopista 60 y Washington Boulevard.

Otra cuestión clave que necesita contestar el estudio técnico: si es operacionalmente posible dividir la Línea Dorada al Este para que pudiera servir tanto a South El Monte como a Whittier si se construyeran ambas alternativas y cómo afectaría esto al número de abordajes si los trenes pasaran con menos frecuencia para servir a las dos ciudades.

El estudio técnico eventualmente será integrado en el documento del estudio ambiental final. Después de que el estudio técnico se finalice, lo que se anticipa tomará de uno y medio a dos años, el personal de Metro irá con la Junta Directiva con una respuesta sobre la pregunta operacional de construir ambas alternativas en el reporte final del impacto ambiental.

“Tenemos tiempo para hacer esto bien”, dijo Laura Cornejo, gerente del proyecto de la Fase 2 al Este. “El estudio técnico nos da la oportunidad de ver algunas preguntas importantes y preocupaciones expresadas por la agencia y las partes interesadas”.

La Fase 2 de la Línea Dorada al Este tiene programado recibir $1,270 millones (de 2010) de la Medida R , el impuesto de medio centavo a las ventas aprobado por los votantes de Los Ángeles en 2008. El reto que enfrenta Metro es que las estimaciones para los abordajes de las dos alternativas de tren ligero para la segunda fase al Este son muy sólidas y ambas están en su plan de largo alcance. Pero Metro sólo tiene fondos asegurados para construir una de ellas.

Esto podría cambiar si la Junta de Metro decide el próximo año poner en la boleta electoral una medida de transporte para que los votantes decidan en noviembre de 2016 si aprueban más dinero para el proyecto. La Junta también tiene que decidir cómo destinar los fondos para ambas alternativas.

Bajo el plan de largo alcance de Metro, la segunda fase de la Extensión de la Línea Dorada al Este estaría en operación hasta 2035. Este es otro reto que enfrenta el proyecto: si Metro puede recabar el dinero de fondos federales y/o una medida electoral para acelerar la construcción.