Victoria legal para el tren bala en California, por ahora

Modelo a escala del tren bala en Sacramento. Foto: AP.

Modelo a escala del tren bala en Sacramento. Foto: AP.

El tren bala de California acaba de ganar otra victoria en las cortes al derrotar una demanda clave que buscaba detener el proyecto de $64 mil millones porque supuestamente violaba restricciones a los votantes impuestas en 2008.

De acuerdo con una nota del LATimes, un juez de una corte superior de Sacramento determinó que la demanda no estaba lista para revisarse porque los opositores al proyecto no ofrecieron evidencia de que la dirección estatal de trenes no hubiera cumplido en algún punto con las restricciones mientras continuaba con el plan del tren.

“Hay todavía muchas variables desconocidas”, escribió el juez Michael Kenny en su fallo de 19 páginas sobre la demanda entablada por el condado de Kings y otros dos agricultores. El fallo parece abrir la puerta para que la demanda vuelva a entablarse.

El presidente de la Dirección del Tren de Alta Velocidad de California, Dan Richard, consideró el fallo como una validación para la planificación del proyecto por parte del estado.

“El fallo de hoy confirma que estamos, de hecho, entregando un sistema de tren de alta velocidad rápido, moderno y amigable con el ambiente que cumple con los requerimientos aprobados bajo la Proposición 1ª”, dijo Richard.

“Esta demanda de cinco años desperdició dólares de los contribuyentes y retrasó la implementación, pero vamos a seguir adelante y a redoblar nuestros esfuerzos para construir esta inversión transformadora y creadora de empleos en el futuro de California”, precisó.

Aunque la decisión es una victoria para el estado, sostiene que la agencia de trenes debe cumplir con los requerimientos de la ley de bonos que son muy estrictos.

La ley de bonos de 2008, que ofreció $9 mil millones para el programa del tren de alta velocidad, exige que éste sea financieramente viable, permita la operación de trenes cada cinco minutos en cada dirección, funcione sin subsidios, cuente con todos los fondos para operar los diferentes segmentos antes de que empiece la construcción y que el recorrido entre Los Ángeles y San Francisco sea de 2 horas y 40 minutos.

Además de la dificultad para cumplir al pie de la letra con todas estas exigencias, el tren enfrenta una fuerte oposición por parte de agricultores en el Valle Central y dificultades técnicas porque debe atravesar varias áreas montañosas.

Stuart Flashman, un abogado que representa a los demandantes John Tos, Aaron Fukuda y el condado de King, precisó que tendrá que considerar los pasos siguientes que dará y no descartó una apelación.

Aquí, la nota completa.