¿Está muriendo la cultura del auto?

Hemos escrito muchas veces que los jóvenes, aquellos que tienen entre 18 y 35 años, están solicitando licencias de manejo a una tasa más baja que las generaciones previas. Y también están comprando menos autos. En este blog, el escritor del Washington Post, Robert Samuelson, se pregunta si se trata de un rechazo a la cultura del auto o de algo más.

Su conclusión es que no hay una respuesta contundente, pero un nuevo estudio sugiere que la consideración principal es de tipo económico. Los más jóvenes no manejan porque no tienen el dinero para comprar un auto. Esta es una de sus reflexiones más interesantes:

Quizás los jóvenes de hoy iniciarán un cambio, aun si es la consecuencia de su predicamento, deudas elevadas, ingresos apretados, más que una causa.

Muchos de ellos pueden decidir que vivir en una ciudad o en comunidades suburbanas agrupadas puede ser más atractivo que los suburbios tradicionales. El aburguesamiento puede desafiar los recorridos.

O quizás no. Simplemente no sabemos. Lo que sí sabemos es que somos, en gran medida, prisioneros del pasado. El auto creó la geografía residencial de hoy y ésta no se puede simplemente rechazar o cambiar.

Aquí, el enlace a la nota completa: Is the car culture dying? (Washington Post)