Firma española construirá trenes para el Metro de la Ciudad de México

Metro de la Ciudad de México. Foto: El País.

Metro de la Ciudad de México. Foto: El País.

Una nota publicada en el diario El País informa que la  empresa española Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) se ha adjudicado un contrato de 164 millones para suministrar 10 trenes para el metro de la Ciudad de México.  La compra forma parte del proyecto de renovación de unidades e infraestructura que está llevando a cabo el metro mexicano.

En un comunicado, la firma ha detallado que el Sistema de Transporte Colectivo, organismo dependiente del Gobierno de la Ciudad de México,  le ha adjudicado el contrato para fabricar 10 trenes de rodadura neumática que serán destinados a renovar las unidades de la Línea 1 del subterráneo de la capital mexicana.  La entrega de las primeras unidades está planificada para el primer semestre de 2018.

El fabricante de trenes vasco con sede en Beasain (Guipúzcoa) es el mayor proveedor de trenes del metro de la Ciudad de México y tiene presencia en el país desde 1992. En 2009 fue adjudicataria de un contrato por 15 años en la modalidad de PPS (Contrato de Prestación por Servicios), que incluía el arrendamiento de 30 unidades para el metro y el mantenimiento integral de los trenes durante dicho periodo.

En 2008 logró el contrato para el suministro y explotación del transporte ferroviario del suburbano Buenavista-Cuautitlán, en la ciudad de México, y el proyecto de construcción del tranvía que unirá la ciudad de México con Toluca, que está en ejecución. Este último incluye el suministro de 30 unidades eléctricas, parte de los sistemas de señalización, y la participación en la ingeniería de integración y en la coordinación del proyecto.

En lo que va del año, la compañía se ha adjudicado contratos internacionales importantes. Entre ellos destaca el mayor contrato de su historia en Europa, para fabricar dos flotas de trenes en el Reino Unido por 740 millones de euros, el suministro de 43 unidades para el metro de Bruselas por 353 millones de euros, la fabricación de 26 tranvías para la nueva línea ferroviaria de Maryland (EE UU) por 182 millones de euros y la construcción de 10 coches para el metro de Nápoles por 98 millones de euros. En enero de 2016, la cartera de contratos en ejecución llegó al nivel récord de 5.500 millones de euros, según el informe que remitió entonces a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.