Casi todas las mujeres temen acoso en transporte público en Jalisco

Alicia Ocampo, titular de Inmujeres. Foto: El Informador.

Alicia Ocampo, titular de Inmujeres. Foto: El Informador.

Las mujeres habitantes de la metrópoli de Guadalajara, en Jalisco, utilizan con temor los camiones y trenes de la ciudad. Una encuesta reveló que al menos siete de cada 10 tienen miedo a ser agredidas sexualmente en el transporte público.

Alicia Ocampo, titular del Instituto Municipal de la Mujer en Tlaquepaque, indicó que este dato fue descubierto por la Encuesta Nacional sobre Discriminación.

“Esto es una barbaridad, dense cuenta de lo que significa esto y en qué país estamos viviendo”, señaló la funcionaria durante el panel “El acoso sexual en el espacio público de Guadalajara desde una perspectiva de expertas y sociedad civil” en la UTEG organizado por la policía tapatía.

“Así está nuestra sociedad, así están los espacios en los que nos movemos. Las mujeres limitan su movilidad en la ciudad por estas situaciones”.

Indicó también que de acuerdo a una encuesta realizada por el Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM) las formas de violencia más comunes dentro del transporte público son: piropos, insultos, frases de carácter sexual, manoseos y tocamientos, así como propuestas de relaciones sexuales y, en menor medida, relaciones sexuales forzadas.

“Otra de las cuestiones interesantes que reveló este diagnóstico es que, mientras el asunto no se ponga muy grave, las mujeres prefieren retirarse o quedarse calladas. Luego va escalando la violencia”, señaló.
Play
Mute
Fullscreen

Por su parte Guadalupe Ramos, representante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem), señaló que el acoso callejero tiene antecedentes históricos pues durante siglos se confinó a la mujer es al espacio privado y cuando comenzaron a salir a la calle, se vio como una intromisión.

Señaló además que en México no existe ninguna jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre los temas del acoso y el hostigamiento.

“Hasta este momento la Suprema Corte no se ha detenido a discutir estos temas donde existe una impunidad muy alta”, indicó.