Debra Ávila, la funcionaria latina de más alto rango en Metro

unnamed-7

Cuando Debra Ávila se unió a la filas laborales de Metro no se imaginaba que sería la latina de más alto rango en la agencia e incluso hasta le sorprendió cuando a su llegada le hicieron un reconocimiento por su logro.

No me di cuenta hasta que llegué aquí.  Es un honor para mí.  He trabajado mucho para superarme. Llegas y te das cuenta que estás en una posición representando a la comunidad latina… es muy emocionante”, comenta la funcionaria.

Ávila es la jefa del Departamento de Administración de Proveedores y Contratos.

Eso significa que es la encargada del equipo que recluta a profesionales y empresas de construcción que hacen contratos con la agencia de transporte.  También están a su cargo los proveedores que abastecen las bodegas de la organización.

Otra de sus funciones es supervisar al Departamento de Diversidad y Oportunidad Económica que tiene como fin abogar por la diversidad de todas las razas y sexos en la comunidad de los pequeños negocios y empleados de los contratistas de Metro. Para terminar,  la logística de operaciones es también parte de sus labores.  ¿Qué tal?

“Mi equipo es responsable de que todos los contratos estén listos para apoyar los nuevos proyectos de construcción, proveer materiales de apoyo y estar al tanto del equipo que necesitan los trenes para funcionar”, explicó.

En sus tareas diarias Ávila dirige a 320 personas que con su asesoría deben cumplir las metas que se tienen programadas en los próximos 10 años como parte de la Medida M.

“Tenemos  un plan muy detallado de administración para realizar todos estos contratos. Mi equipo es clave en todo eso en unión con la administración del programa”, indica agregando que cuenta con personal muy eficiente.

unnamed-5

Debra con Phil Washington, director general ejecutivo de Metro.

Ávila es fiel creyente del desarrollo personal y lo aplica en la administración de su personal.

“La gente tiene que venir a trabajar contenta, que les guste lo que hacen para que sean productivos. Eso es lo que quiero para mi departamento, que el personal esté en el lugar correcto, que obtengan una educación y entrenamiento para que tengan éxito aquí”, dice.

Y parece que va en la dirección correcta.  Lo que más le gusta de su trabajo es el ambiente laboral que se respira, sobre todo porque relativamente es nueva en la agencia.  Se unió a Metro hace a apenas 5 meses.  Antes trabajó en Southern California Edison, donde laboró por 25 años.

“Aquí vi muchas oportunidades, sobre todo con la Medida M.  Pensé… ‘es un buen lugar para trabajar’” , comenta.

Para la funcionaria, ser la latina de más alto rango en una empresa es como haberse ganado la lotería en dos ocasiones.

“Estas industrias son dominadas por hombres y el llegar hasta aquí siendo mujer y latina lo hace más emocionante”, expresa con voz de satisfacción.

Pero llegar a esta altura de las escalera le ha costado y dice que se lo ha ganado a pulso.

Ávila tiene un título de administración de empresas de la Universidad Estatal de California y varias certificaciones que avalan sus conocimientos en el campo de la administración de proveedores.

Su vida en el campo laboral le ha dado muchas satisfacciones, pero no la ha desviado de su profesión de madre.

La administradora tiene un hijo de 20 años, que estudia mercadotecnia en la Universidad de Nebraska.

“No fue fácil.  Hubo muchos retos en el camino… usé la resistencia para hacer las cosas correctamente”, platica.

“Trabajé muchas horas de almuerzo para poder salir temprano del trabajo y no perderme un partido de básquetbol de mi hijo. También muchas noches me puse a trabajar en la computadora después de que él se iba a la cama”, cuenta.

En resumen, Debra Ávila es funcionaria, mujer, madre y latina. Nació en Compton, California.  Sus raíces latinas vienen de sus abuelos que son mexicanos.  Su dedicación la aprendió de su padre, quien se esforzó por darle una educación a todos sus hijos.

“Mi padre fue mi inspiración para decir si trabajas fuerte y haces las cosas correctas, te va a ir bien. Cuando los retos vienen solamente tienes que resistir, levantarte y unirte al juego de nuevo”, dice.  Y ese es el lema lema que ha dejado como legado a su hijo y el que quiere dejar también a sus subordinados en Metro.

Leave a Reply