Antojitos por Metro: Chago Ahogadas es un pedacito de Guadalajara

Para los que añoran las tortas ahogadas de Chago allá por la Avenida Patria en Guadalajara, aquí en Montebello pueden encontrar una sucursal y es muy conveniente pues pueden llegar en el autobús de la línea 18 ó 66 de Metro. Para los que no las han probado sería bueno que lo hicieran porque están para chuparse los dedos.

Puedes encontrar tortas ahogadas de carnitas estilo Michoacán, lengua de res, pollo y buche. El secreto es que son bañadas en una deliciosa salta de tomate, con cebolla morada curtida con limón sal y pimienta y un poco de limón al gusto.  Si te gusta el picante, puedes echarle un poco de salsa de la casa.  También lleva una cama de frijoles refritos que le da un sabor muy especial.

La torta ahogada literalmente va ahogada en salsa picante, pero como no toda la gente come chile, Chago te da tres opciones: salsa picosa, medio ahogada y bien ahogada.

Lo que me gusta de Chago es que todos los ingredientes los hacen desde cero, sobre todo el pan.  Mónica  Laguna, publicista del lugar, me contó que tienen dos panaderos que hornean el birote diariamente en un horno de piedra para servirlo fresco la mañana siguiente.

“Es el único lugar de tortas que tiene birote salado.  Es un poco más duro para que no se deshaga con la salsa de jitomate mezclada con condimentos de la casa”, expresó Laguna.

La torta ahogada es una antojito jalisciense.  Chago la ofrece desde 1985 en Guadalajara. Arrancó con un pequeño puesto ambulante y así fue creciendo hasta que hace diez años exportó su receta a Los Ángeles.

“Todo fue idea de mi tío Santiago y les puso ‘Chago’ porque así le dicen a los Santiagos”, dijo Laguna.

Y la torta de ‘Chago’ es muy atractiva, así como el establecimiento decorado con el tema de los años 50.

El comedor  es rojo y blanco, con pisos de dominó.  En sus paredes tiene plasmadas fotografías en blanco y negro de los artistas más sobresalientes de los años 50.  Algunas mesas son parte del cofre de automóviles clásicos.

El menú de Chago es muy simple. Consiste en torgas ahogadas, tacos dorados y tostadas con diferentes tipos de carnes. Todo muy bien servido.

Los tacos dorados  están súper crujientes. Son de frijoles o papa y  también son bañados o más bien ahogados en salsa de tomate. Estos se acompañan con repollos en tiritas y cebolla morada curtida.  De la atención al cliente ni se diga.  Es un restaurante familiar.  Los panaderos  que hacen el birote, los cocineros, las meseras y la administradora son todos familia.

Desde que llegas a la puerta, hay una persona que te saluda y te ofrece una mesa para sentarte aunque les recomiendo ir entre semana porque el fin de semana se van a topar con una fila  de espera de hasta una hora.

“El secreto aquí es la nostalgia de traer un platillo auténtico mexicano a la gente que vive aquí y que añora su tierra”, dijo Mónica.

Chago Ahogadas

123 Washington Blvd.

Montebello, CA 90640

Horas: 9AM-8PM

Para llegar puedes utilizar las líneas de autobuses 18 y 66 y caminar dos minutos.

Para rutas alternas visita www.metro.net

Leave a Reply