Antojitos por Metro: el mole negro de El Valle Oaxaqueño es único

Fotos: Marilú Meza

En las bodas, cumpleaños, bautizos, primeras comuniones y eventos especiales el mole negro no debe faltar y aquí en Los Ángeles puedes probarlo todos los días en el Restaurante El Valle Oaxaqueño que se encuentra localizado en la esquina de las calles Vermont y Venice, justo en la parada de los autobuses 33 y 733 eso si vienes por la Venice.   En contra esquina por lado de Vermont se encuentra la parada de la línea de autobuses 204 y 754.  Así que ha varias opciones para llegar a este lugarcito oaxaqueño con especialidad en moles y una gran variedad de panes pues también es panadería.

“Aquí no especializamos en moles, sobre todo el tradicional mole negro, pero el rey de moles, el que no debe faltar es el mole negro”, me explica Mario García, encargado del restaurante.

Y eso exactamente pedí para esta ocasión.  Un plato de mole muy bien servido para empezar.  El sabor el mole negro se distingue del resto porque no lleva picante y es medio dulzón.  Al del Valle Oaxaqueño le resalta el sabor dulce que da el chocolate, muy exquisito entre sweet y sour como dicen aquí, o mejor dicho agridulce.  Cuando lo pruebas, tu paladar te inmediato te confirma que efectivamente su creación fue inspirada por los dioses. Además, como no es picante no te cae tan pesado al estómago.

“Al no llevar picante se le considera mole dulce y es muy sabroso”, dice García. La elaboración es un verdadero arte, lleva desde chile ancho, cacahuate, chocolate, plátano macho, chile pasilla, comino, orégano, caldo de pollo y otros tantos ingredientes, pero aquí el secreto es el proceso de preparación que comienza desde cero.

Me cuenta que ese saborcito medio dulce y amargo es por el tipo de chile y el chocolate negro que es medio amargo y es lo que hace que se le baje lo picante.

Aquí puedes encontrar variedad de moles. Además de negro, preparan el rojo, coloradito, verde, amarillo, estofado y el mancha manteles.

Generalmente el mole se sirve con pollo y va acompañado con arroz a la jardinera en platillos de comida corrida, pero también lo usan en la tlayudas, mole con huevo y hasta tamales.

El Valle Oaxaqueño Restaurant tiene 17 años de haber abierto sus puertas. García platica que el propietario Arturo Aguilar trabajó como panadero por muchos años hasta que se animó a abrir su propia panadería, que luego creció a restaurante, a tienda de abarrotes y artesanías. Ocupa casi todo el centro comercial.

No te puedes ir del Valle Oaxaqueño sin probar el pan de yema que es el estelar de Oaxaca.

“En Oaxaca siempre vas a encontrar este pan que se acompaña en el desayuno, con chocolate caliente, fiestas y es el tradicional para los altares del Día de Muertos”, comenta.

Y vaya que si es rico y más aún con el sabor que los granos de anís que le agregan.

Otras especialidades son la tlayuda enmolada que lleva mole en vez de frijoles y los tradicionales tamales.

Los precios van de $5.49 por una orden de Guacamole Mexicano a $ 36.99 por una Botana del Valle

El Valle Oaxaqueño

1601 S. Vermont Ave #106,

Los Angeles CA 9006

Horas: 6AM-9PM

Para llegar puedes utilizar las líneas de autobús 204,754,733 y 33

Para rutas alternas consulta www.metro.net

 

Leave a Reply