Demolición del Puente Mulholland, paso a paso

El sábado y domingo, mientras la autopista 405 esté cerrada, se llevarán a cabo las obras de demolición de la mitad del puente Mulholland, y aquí te compartimos lo que sucederá mientras Los Ángeles evita el área:

ARVE Error: id and provider shortcodes attributes are mandatory for old shortcodes. It is recommended to switch to new shortcodes that need only url

Demolición del puente Mulholland será un proceso concienzudo y meticuloso, no una demolición al estilo Las Vegas

Los contratistas del Proyecto de Mejoras al I-405 Sepulveda Pass están planeando una precisa y cuidadosa coreografiada de trabajadores y maquinaria para demoler con precisión la mitad del puente Mulholland el fin de semana del 16 y 17 de julio, y no una demolición al estilo Las Vegas.

El puente, erguido entre los cañones que ha conectado los suburbios del Valle de San Fernando con la zona urbana del oeste de Los Ángeles por más de 50 años, será demolido paso a paso en su parte sur en un periodo de 53 horas, no 53 segundos. La demolición será lograda utilizando el incesante tat-tat-tat de los taladros neumáticos montados en equipo pesado, y no con dinamita.

Aparte del sonido del trabajo de demolición, el área de la autopista 405 experimentara silencio por primera vez en 50 años.

La imagen muestra las obras para remover el puente sobre el bulevar Sunset, realizadas el año pasado. Se usará equipo similar para la demolición de la mitad del puente Mulholland este fin de semana. Foto: Metro.

Kiewit Infrastructure West, el contratista del proyecto, ha estado trabajando en varios aspectos del plan de demolición por más de un año, y ha desarrollado un programa en 53 horas para la demolición que divide la actividad del trabajo en incrementos de 15 minutos. El contratista sabrá exactamente hasta que punto habrá llegado de acuerdo a su programa de trabajo para poder reabrir la autopista de manera segura para el tráfico a primera hora en la mañana del lunes 18 de julio. El plan de demolición ha sido meticulosamente revisado y aprobado por los participantes en el proyecto Caltrans y la Autoridad Metropolitana de Transporte de Los Ángeles (Metro), y es considerado como el mejor método disponible de demolición.

Durante el fin de semana, la constructora buscara oportunidades para concluir más pronto las obras de demolición.

El proceso de demolición comenzará la noche del 15 de julio cuando empiecen a cerrar las rampas de entrada y salida de la autopista dentro del tramo entre las autopistas 10 y 101 alrededor de las 7 de la noche para prevenir que más vehículos entren al área del cierre. A las 10 de la noche los equipos empezarán a cerrar carril tras carril en ambas direcciones para tener un cierre total a medianoche. El puente Mulholland también estará cerrado.

El área alrededor del puente Mulholland será alumbrada como el Astrodome de Houston, utilizando dos plantas gigantes de electricidad y 12 plantas regulares. Listas para ser utilizadas estarán 15 piezas de equipo pesado (y cinco más estarán en espera) en áreas de construcción cercanas, y un ejercito de 100 trabajadores de demolición y personal de apoyo estará listos para comenzar su arduo trabajo.

A partir de la medianoche, camiones de carga pondrán tierra suelta debajo del puente y por encima de la superficie de la autopista 405, para formar un colchón de cuatro pies de altura. La tierra amortiguará la caída de los escombros, y evitará que pedazos de concreto dañen la superficie de los carriles de la autopista.

La máquina que cortará el puente parece tener tenazas gigantescas, generando chispas por las viguetas de acero de la estructura. Foto: Metro.

Aproximadamente a las 2 de la mañana del sábado, los trabajadores utilizarán sierras con navajas de filo de diamante para cortar la parte superior del puente y comenzar la separación de la parte sur y comenzar la operación de las maquinas de taladro automático, de esta manera la parte norte no sufrirá ningún daño estructural. Los trabajadores también cortarán segmentos del sur del puente con las sierras para avanzar el trabajo de demolición. Durante este proceso se estará monitoreando las vibraciones y se llevarán a cabo otras pruebas para asegurar que la integridad de la estructura de la parte norte no sea dañada.

Aproximadamente a las 5 de la mañana del sábado, hasta cuatro martillos hidráulicos rodantes de varios tamaños comenzarán a desbaratar la parte sur del puente. Aproximadamente 4 mil toneladas de concreto serán removidas durante la primera fase de la demolición. Dos martillos hidráulicos de impacto comenzarán a desbaratar el suelo del puente desde el centro y moviéndose hacia los lados. Una vez que lleguen a los extremos del puente, los dos martillos hidráulicos de impacto comenzarán a trabajar en el suelo también comenzando desde el centro y trabajando hacia ambos extremos. Estas gigantes y poderosas maquinas de demolición sacarán entre 1,200 y 7,500 libras de pie de poder para desprender el concreto del puente. En comparación con las 90 libras por pie de un martillo neumático común.

Los operadores de estas maquinas podrán realizar entre 300 y 600 golpes por minuto sobre la cubierta de concreto para romperlo en pedazos no más grandes que del tamaño de una pelota de básquetbol o de un horno de microondas que fácilmente pueden ser removidos del sitio de la demolición. Posteriormente, el concreto será pulverizado y reciclado.

El barandal del puente también será removido con un martillo hidráulico de impacto. Durante la demolición, también serán utilizadas maquinaria para cargar los camiones con los escombros.

Mientras los martillos hidráulicos de impacto van quebrando el concreto a paso constante, otros trabajadores utilizando equipo de soldadura manuales de oxigeno/acetileno cortarán las barrillas de acero reforzado de la cubierta del puente entre el crujiente sonido de las chispas. Durante la realización de su trabajo, los trabajadores estarán amarrados a un sostén asegurado y traerán puesto equipo de protección contra caídas. Los trabajadores continuarán cortando las barrillas de acero en pedazos más pequeños cuando estén sobre el piso para luego ser reciclados. Se anticipa que este trabajo de demolición durará hasta el mediodía del domingo 17 de julio entonces cuando los equipos de trabajo empiecen a demoler las columnas del lado sur. Se dejarán dos de las columnas para apoyar el lado norte del puente.

Una vez que se termine la demolición, un ejército de trabajadores limpiara completamente las orillas del puente para asegurar que no se dejen ninguna partícula pequeña que pueda caer sobre los vehículos transitando debajo del puente. Finalmente, el resto del puente será inspeccionado por ingenieros de estructuras de Kiewit, Caltrans, Metro, y la Ciudad de Los Ángeles.

Este trabajo de demolición durará hasta las 2 de la madrugada del lunes, cuando los trabajadores comiencen la limpieza final para preparar la autopista a ser reabierta antes de las 5 de la mañana. Entre 10 y 20 camiones grandes y maquinaria de carga serán utilizados para la limpieza. La superficie de la autopista será limpiada por un ejercito de barredores de calles, inspeccionada, y finalmente se retrazarán los carriles con pintura fresca. Las rampas y los conectores reabrirán a las 6 de la mañana.

Los equipos de construcción trabajarán para reconstruir la parte sur del puente dentro de los próximos 11 meses. Una vez que la parte sur del puente sea reconstruida, el tráfico se moverá del lado norte a la nueva parte sur, y después los equipos de trabajo estarán listos para demoler la parte norte. Un cierre similar, con duración de 53 horas de la autopista 405 también será requerido para proteger la seguridad del público durante este segundo proceso de demolición. Una mitad del puente debe permanecer abierta durante ambas fases de la demolición y reconstrucción para asegurar que los residentes y equipos de emergencia puedan tener acceso a las áreas de esta comunidad dentro de los cañones.

El puente Mulholland fue construido en 1959 por la misma compañía que lo estará reconstruyendo 50 años después: Kiewit. El puente tiene actualmente 72 pies de ancho, 579 pies de largo y 80 pies de alto (60 pies desde el puente hasta la superficie de la autopista 405). El nuevo puente será ampliado de 10 a 82 pies, y alargado de 29 a 608 pies. Como dato importante, la ubicación de las nuevas columnas permitirá al contratista construir el carril adicional de la autopista debajo del puente en la parte que va rumbo al norte. Las columnas del puente fueron equipadas con soportes sísmicos en 1996. El nuevo puente ampliado y extendido será diseñado bajo los últimos estándares sísmicos.

El puente Mulholland, el más alto y más representativo de los tres puentes que serán demolidos y reconstruidos como parte del proyecto (Skirball y Sunset siendo los otros dos puentes), esta considerado como una construcción excepcional representativa de la construcción de puentes a mediados del siglo XX en California debido a sus elegantes líneas y delgado perfil. Cuando fue construido, su amplitud central de 235 pies fue la más larga entre este tipo de puentes en el oeste de Estados Unidos. El nuevo puente más largo y más amplio será similar en diseño al puente actual para preservar la estética del puente y la atracción arquitectónica para las generaciones futuras.

Información por Internet: Seleccione “I-405 Closure Media Kit” en metro.net dentro de la sección News and Media Now para obtener materiales para los medios de comunicación y para descargar dibujos y diseños del puente Mulholland ya terminado, fotografías de alta resolución y B-roll de la demolición del puente Sunset, realizada en julio de 2010, la cual muestra actividad de construcción similar a la planeada para la demolición del puente Mulholland. Visite la página de Internet del proyecto en www.metro.net/I-405 siga el desarrollo del proyecto en Twitter y Facebook.

El puente estará rodeado de un muro temporal para absorber el sonido que causan las máquinas. Foto: Metro.