Diario del pase de un día: paseo a bordo de la Línea Naranja

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto y fotos de Chloe Rodriguez

Cuando la gente en el condado de L.A. escucha “bus rapid transit,” el primer pensamiento que tienen es la Línea Naranja de Metro. Pero, ¿qué es exactamente el sistema de “bus rapid transit”? En palabras del supervisor angelino Zev Yaroslavsky, “es como una línea de tren en llantas de hule”.  La Línea Naranja ha traido grandes beneficios desde que se abrió en  2005 pues ha mejorado la movilidad a través de San Fernando Valley, ha hecho más rápidos los recorridos  y ha dado la oportunidad a los pasajeros de descubrir la rica historia y los hermosos paisajes del valle. Con la ayuda de Metro, usted puede abordar esta línea todo el día por sólo  $5 con el Pase de un Día.

Aquí, algunas paradas históricas a lo largo de la línea:

1. North Hollywood es la primera parada y es una fabulosa manera de empezar la aventura. Aquí puede explorar el Distrito de Noho Arts, pleno de edifiios históricos como el 17 Hertz Studio donde Metallica grabó su álbum Black, así como teatros, museos y buenos restaurantes. Una visita obligada son las Estatutas en Bronce de Estrellas de la TV donde puede ver a Lucille Ball, Johnny Carson y la Estatua Emmy de oro de 40 pies de largo  de la Academy of Television Arts & Sciences. ¿Le gusta el teatro? Vaya entonces a presenciar una obra en el histórico El Portal Theatre. Desde su apertura en 1926, ha sido escenario de vaudevilles, películas mudas, proyección de filmes ganadores de Premios de la Academia y ahora de obras teatrales.

2. Si tiene hambre, en Noho puede encontrar buenos descuentos en Federal Bar. Muestre su tarjeta válida TAP y reciba 10% de descuento en todas las comidas. La oferta es parte del programa de Metro llamado Destinos con Descuentos.

3. Afuera de la estación Valley College se encuentra uno de los murales históricos más representativos de Los Ángeles. Localizado a lo largo de Tujunga Wash, el mural llamado Great Wall of Los Angeles muestra la historia de California a través de varios paneles; los primeros empiezan con la prehistoria y el colonialismo y le siguen otros que representan eventos del siglo 20. Fue creado durante el surgimiento y apogeo del Movimiento  Chicano entre 1960 y 1980. El mural fue diseñado por Judith Baca y realizado por artistas jóvenes de la comunidad coordinados por el  Social and Public Art Resource Center (SPARC).

4. El edificio del Ayuntamiento de Van Nuys  tiene más de 49,000 pies cuadrados dentro de una torre de ocho pisos. Fue diseñado por Peter K. Schabarum durante la Gran Depresión. Debido al terremoto de Northridge, el edificio se renovó en 2002 para conservar su uso.  Está localizado en el  Centro Cívico que también ha sido renovado para incluir más espacio para comercios, restaurantes y oficinas.

5.  A unos pasos de la estación  Woodley está el  Jardín Japonés. Aquí puede admirar a lo largo de seis y medio acres tres diseños clásicos, uno seco llamado karensansui, uno húmedo y otro con un auténtica ceremonia de te. El propósito no es sólo que sea un oasis  sino también aliviar partes del congestionado sistema de tuberías de San Fernando Valley. Disfrute la belleza y serenidad del lugar al tiempo que ayuda al bienestar del valle.

6. El Parque del Lago Balboa tiene 1.3 millas de caminos para trotar o caminar, una vía para ciclistas, árboles de cerezas y un lago donde se permite pescar. También hay una joya para los amantes de los aviones: el Apollo XI Model Aircraft Field, donde puede encontrar aficionados a la construcción de pequeños modelos de aviones de  control remoto.

7. La Línea Naranja se ha extendido ahora hasta Chatsworth, hogar de las películas del viejo oeste. Pero Chatsworth es más que eso. Aquí puede encontrar a verdaderos vaqueros montados en sus caballos en los caminos de Stoney Point Park  o puede montar con la ayuda de los equipos ecuestres de  CB Sporthorses.

8. Si prefiere una ruta más recreativa, hay una  vía para bicicletas desde North Hollywood hasta Chatsworth. El camino está protegido, lo que lo hace seguro y divertido para toda la familia. Y cada parada de la Línea Naranja permite a los ciclistas acceder a la vía.

1 reply