Latinos en Metro: Manuel “Manny” Guzmán encontró su pasión conduciendo autobuses

Fotos: Manuel “Manny” Guzmán

Manuel “Manny” Guzmán es operador de autobuses en la División 3. Comenzó su carrera profesional en Metro hace 15 años manejando autobuses, exploró otros departamentos en la agencia, pero regresó a la calle cuando se dio cuenta que lo suyo era transportar pasajeros a sus destinos.

Su ruta es la 45, que recorre la calle Broadway desde Lincoln Heights hasta Carson y se regresa.

Su día comienza a las 3:30 de la mañana porque no le gusta correr al trabajo. Se toma su tiempo para prepararse un café, sacar a caminar a su mascota y llegar temprano para convivir un poco con sus compañeros en el patio de autobuses. A eso de las 5:30 arranca su autobús y empieza su jornada laboral.

“Me gusta prepararme para el día. Llegar temprano y platicar con los compañeros porque casi no tenemos tiempo de convivir. Platicamos un poco de cómo estamos y luego cada uno se va a sus respectivos autobuses”, comenta Manny, como lo conocen en Metro.

En un día típico de 8 horas, Guzmán realiza alrededor de cuatro viajes redondos.

Lo que más le gusta de su trabajo es laborar temprano en la mañana porque le agrada ver a la gente rumbo a su trabajo.

“Siento que estoy ayudando a las personas a llegar a sus empleos. Mi enfoque es llegar a tiempo para que no se retrasen y no lleguen tarde. En la mañana hay que ser puntual. En la tarde ya es otra cosa, pero en la mañana los pasajeros tienen que estar a tiempo en sus destinos”, dice el conductor.

Aclara que conduce con mucha responsabilidad y precaución. Su autobús tiene una capacidad para 60 personas.

“Ya sea que el autobús traiga 60 ó 6 yo conduzco igual y los trato a todos igual. Me gusta en la mañana porque siento que la gente está más organizada, traen su tarifa justa y todo corre más suave”, dice.

Manny lleva a Metro en la sangre. Su padre se retiró de la agencia y varios miembros de su familia trabajan para la organización. En su familia es ya una tradición trabajar en el ámbito de la trasportación pública.

En Metro, Manny no solo ha sido operador de autobuses, sino que también trabajó como conductor de trenes. Sin embargo, su pasión son los autobuses.

“Por un año trabajé en los trenes… en la Gold y Blue Lines, pero extrañaba el contacto con la gente y me sentía solo en la cabina del tren… entonces regresé a los autobuses”, explica.

Guzmán es originario de Los Ángeles y creció en el área de Highland Park. Tiene raíces hispanas. Su padre nació en Estados Unidos, pero su madre es 100 por ciento mexicana, originaria de Torreón, Coahuila.

“Me considero una generación y media en este país, aunque la familia de mi padre es de California ya de muchos años”, platica.

Manny disfruta mucho viajar con su esposa en su tiempo libre. Ha visitado México, Italia, España, Francia, Inglaterra y ahora está planeando un viaje por Japón.

En la ciudad aprovecha las temporadas de los partidos de béisbol de Los Dodgers, compra el pase para los conciertos de verano en el Hollywood Bowl y disfruta pasear con su perro. Los fines de semana no se sorprendan si lo ven explorando la ciudad en motocicleta.

Leave a Reply