Esto es 30: narración a través de la pintura

El artista Eloy Torrez creció en Albuquerque, Nuevo México y se mudó a Los Ángeles desde Barstow en 1979. En la década de los 80’s se hizo conocido por sus murales, que representan a todos, desde viejas estrellas de Hollywood hasta figuras anónimas, en un estilo vívido y profundamente psicológico. Si vives en Los Ángeles, es posible que los hayas visto, bailando, riendo y elevándose sobre nosotros desde las paredes de los edificios urbanos.

En 2014, Torrez pintó una serie de cuatro paneles titulada “Los pasos que damos” para la estación El Monte de Metro. En 2022, se convirtió en uno de los cuatro artistas seleccionados por Metro Art para crear obras para Westwood/VA Hospital Station, que es parte de nuestro proyecto de extensión de la Línez Morada (D). Esto es lo que tiene que decir sobre sus inspiraciones y los procesos detrás de su nuevo trabajo.

Torrez en el estudio. / Foto: Juliane Backmann.

Por Eloy Torrez,

Quería convertirme en artista desde que era niño, desde que iba a la iglesia con mis padres los domingos y miraba el arte en las paredes. Te das cuenta de que no son solo fotografías. ¡Alguien los hizo! Cuando eres niño, eres curioso. Así que vas a la biblioteca y los buscas. No hubo demasiadas mujeres destacadas de ese período de tiempo, pero fue donde aprendí sobre Rafael, Miguel Ángel y otros artistas del Renacimiento.

La iglesia era el museo para mí. Ves esas figuras en poses distinguidas. Están en lo alto. Están experimentando algo intenso. Eso realmente me impresionó y lo convertí en un juego. ¿Cómo dibujas algo con lápiz sobre papel que emita esta vibra? ¿Cómo puedes hacer que la gente sienta estas emociones? Para un niño, el arte es como la magia.

La curiosidad es lo que me metió en el muralismo. Vi algo del trabajo de Kent Twitchell —con esas imágenes más grandes que la vida. Tenía un profesor de arte en Barstow que hacía grandes proyectos, como fondos de graduación y yo ayudaba con algunos de ellos. Luego conocí a Kent Twitchell y lo ayudé en un par de proyectos. Él también fue a Otis y se graduó un par de años antes que yo. De Twitchell, aprendí algunas cosas sobre cómo escalar obras de arte de pequeñas a grandes.

Se presentó una oportunidad cuando conocí a la directora del programa City Wide Murals en 1980, Glenna Boltuch. Expresé mi interés en hacer un mural y ella me dijo que había dos edificios en Hollywood que estaban disponibles y cuyos propietarios estaban interesados ​​en pintar un mural. Por supuesto, el tema tenía que ser Hollywood. Elegí la pared más grande y decidí pintar siete grandes figuras icónicas. Cuando eres joven, tienes la energía y el nivel de vibración para probar algo nuevo. Había una voz dentro de mi cabeza que decía: “¡Quiero hacerlo! ¡Quiero hacerlo!”

Cuando haces murales, estás a la intemperie. Más personas los ven, personas que tal vez no irían a museos y galerías. Y es una experiencia completamente diferente porque estás en público, conectando  con otras personas, con todas las distracciones que son parte de ello. Hacer un mural es más exigente físicamente que pintar dentro del estudio. Si tienes una pared orientada al sur, estarás luchando contra otros elementos: el calor, el sol, el resplandor.

Mi primer proyecto para Metro se inspiró en un viaje a Venecia, Italia. Mi esposa es de Alemania, por lo que hemos tenido la oportunidad de ir bastante a Europa. Allá, todo el mundo camina. Fue increíble observar esta actividad que es inusual para nosotros pero tan normal para ellos. Mi esposa también es artista y hace unos años tuvo una residencia de cinco semanas en Venecia. Veía a la gente viajar por los canales y me preguntaba cómo eran sus vidas. Cada individuo tiene una historia.

Todas las mañanas, mi esposa y yo hablamos sobre la vida, el arte y la política, así que cuando surgió la propuesta [para la estación del hospital Westwood/VA], la discutimos juntos. “Bueno”, me dijo, “te fascina sumergirte en los detalles de las personalidades y psicologías de tus personajes. ¿Por qué no indagas en la vida de los veteranos?

Así que contacté a un amigo, un coleccionista de arte chicano que también está en la Guardia Nacional, y le pregunté si podría entrevistar a algunos veteranos con los que estaba en contacto.

Entrevistamos a un montón de gente. Fuimos a sus casas y nos sentamos con ellos. Queríamos aprender sobre su infancia y sus intereses cuando eran niños. Queríamos entender por qué estaban interesados ​​en el ejército y qué les intrigaba al respecto. Seleccionamos cinco para la obra de arte de la estación, donde están rodeados por los objetos y símbolos que dieron forma a sus identidades.

La pasarela en la estación donde se exhibirá mi trabajo es muy larga y estrecha. Quería que mi arte creara una sensación de movimiento. Es por eso que agregué la cadena de una placa de identificación (dog tag chain) gigante que se retuerce y serpentea mientras caminas por el espacio. También quería que la obra de arte fuera divertida. Entonces verás estos grandes objetos flotando en el entorno de esta manera surrealista y onírica.

Si voy a pintar a alguien, quiero captar la vibra de esa persona. Quiero llegar a conocerlos. Quiero pintar algo más profundo que la apariencia física del sujeto. Creo que eso viene de mirar esas imágenes en la iglesia cuando era niño. Es una oportunidad de salir de mi propia piel y entrar en esa otra personalidad. Eso es lo que quiero que la gente obtenga de mi trabajo. Cuando abra la estación, espero que la gente pueda verse reflejada en mi trabajo. Y espero recordarles a los espectadores que todas las personas con las que se cruzan en la calle tienen una historia propia.

Metro Art mejora la experiencia del cliente con una programación innovadora y galardonada de artes escénicas y visuales que fomenta la cantidad de pasajeros y conecta a las personas, los sitios y los vecindarios en todo el condado de Los Ángeles. Para obtener más información, visita: metro.net/art

La Extensión de la Línea Púrpura (D) está en construcción y se está haciendo en tres secciones. Se prevé que la Sección tres que incluye Westwood/VA Hospital Station se inaugure en 2027. Para más información sobre el proyecto visita: www.metro.net/projects/westside/

¿Tienes alguna historia bonita sobre el tránsito en Los Ángeles? ¡Contáctanos!

Categories: Go Metro