Los mapas te conectan con el pasado, el presente y el futuro… Aquí una conversación con la archivera de Metro, Claire Kennedy

¿Sabías que tenemos un archivo y una biblioteca aquí en Metro? ¿Estabas enterado(a) que es una de las bibliotecas sobre el transporte público más grandes del país? ¿Y de que nuestros bienes se remontan al siglo XIX, mucho antes de la época de Metro por supuesto, pero cuando el transporte público de Los Ángeles estaba en apogeo? Si visitas la Biblioteca y Archivo de Transporte de Metro, encontrarás todo tipo de objetos, desde fichas para el autobús (tokens) hasta bocinas tipo campanillas de tranvía, sí, ¡esos existían! –también hay fósiles que fueron encontrados durante excavaciones y planes grandiosos y utópicos para proyectos de transporte que nunca se construyeron.

Una de las posesiones más preciadas de la biblioteca es un mapa de Los Ángeles de la década de 1920 de 51 x 62 pulgadas. Fue meticulosamente pintado a mano, es una instantánea de Los Ángeles de un momento importante: cuando la cultura del automóvil ya estaba en auge, pero el transporte público seguía siendo la forma en que la mayoría de la gente se desplazaba. “Se siente distante y muy familiar al mismo tiempo”, me dijo la archivera de Metro, Claire Kennedy. “Es fácil perderse en ello”.

Aquí un mapa antes de que todo sea digital.

Lo sabía por experiencia de primera mano, después de haber pasado horas rastreando las rutas de antiguas líneas de autobús y buscando las intersecciones donde solía vivir. Sin embargo, quería saber más sobre los orígenes del mapa, así que me senté con Kennedy para obtener algunas respuestas.

Cuéntanos la historia detrás de este mapa. ¿Qué vemos exactamente?

Este es un mapa de Los Ángeles que ilustra el sistema de tranvías y las primeras líneas de autobuses de los predecesores de Metro. Puedes ver las rutas locales de los vagones amarillos de LA Railway, las rutas interurbanas de los vagones rojos de Pacific Electric, el “Hollywood Subway” de 1.9 millas de largo (también conocido como el túnel Belmont) y las rutas de los primeros autobuses.

¿Cuándo se hizo este mapa?

¡No estamos del todo seguros! Creemos que este mapa se hizo en 1927, en el apogeo del primer sistema de tranvías de la ciudad. La población estaba en auge y mucha gente compraba y conducía automóviles por primera vez. Aunque no hay una fecha en el mapa, podemos hacer una suposición fundamentada usando algunos puntos de referencia clave. Por ejemplo, el mapa ilustra el Ascot Speedway cerca de Lincoln Park. Esta pista de carreras, en funcionamiento de 1924 a 1936, cambió su nombre a Legion Ascot Speedway en el otoño de 1928, lo que significa que el mapa se creó antes de esa fecha. El mapa también muestra los campos petrolíferos de Gilmore… antes de que se convirtiera en el famoso mercado de agricultores en 3rd Street y Fairfax en 1934.

¿Y quién lo hizo?

¡Me alegra que preguntes! Este mapa fue diseñado por Laura L. Whitlock, una cartógrafa apodada “La cartógrafa oficial del condado de Los Ángeles” por la revista Sunset en 1918. Como muchos angelinos de esa época, ella se mudó del medio oeste y llegó a Los Ángeles en tren desde Iowa en 1895. Y además, como muchas personas que se mudaban a California en ese momento, aprovechó la oportunidad para reinventarse una vez que llegó aquí. Comenzó a ofrecer visitas guiadas a destinos naturales, abrió una “sede turística” y una oficina hotelera para viajeros curiosos. Whitlock luego se dedicó a la cartografía. No sabemos exactamente por qué, pero dado su conocimiento del turismo y su espíritu emprendedor, probablemente lo vio como un movimiento natural.

La reputación de Whitlock como hábil cartógrafa creció a medida que realizó muchos mapas autorizados del transporte de Los Ángeles a lo largo de los años. En 1918, Whitlock hizo historia cuando luchó y ganó un caso judicial contra N. Bowditch Blunt, un plagiador que pirateó su mapa y lo vendió como propio. Su éxito en los tribunales sentó un precedente legal en la protección de los derechos de propiedad intelectual para las generaciones futuras de cartógrafos.

¿Qué aprendemos sobre Los Ángeles a través de este mapa?

Veo algo nuevo cada vez que miro este mapa. Las autopistas aún no estaban planificadas ni construidas. Pero verás nombres de calles que existen desde hace más de 100 años. Algunas calles tenían nombres diferentes entonces, como Olympic Boulevard era la “10th Street” (o la Calle 10) en 1927 -luego se cambió en anticipación a los Juegos Olímpicos de 1932.

Los Ángeles creció, al menos al inicio, alrededor de los radios del sistema de tranvías. Se ha argumentado que los patrones actuales de densidad de población y desarrollo comercial de la ciudad todavía se concentran en torno a las antiguas rutas de tranvía. El mapa de Whitlock deja claro ese punto: aunque los tranvías ya no existen, la ciudad todavía parece conservar su población y densidad comercial alrededor de las desaparecidas rutas de tranvías. Podemos ver dónde estaba creciendo la ciudad, dónde vivía la gente en ese momento y hacia dónde se dirigían.

Cómo mejora este mapa nuestra comprensión de la historia del transporte?

Este mapa nos muestra un momento interesante en la historia del transporte en nuestra ciudad, cuando coexistían los primeros servicios de tren y autobús. En ese momento, Los Ángeles tenía el sistema de tranvía más grande del mundo. Los coches amarillos proporcionaban transporte local, mientras que los coches rojos proporcionaban transporte interurbano de larga distancia. El sistema de autobuses, inaugurado en 1923, estaba destinado a proporcionar conexiones entre los dos sistemas ferroviarios. Con el tiempo, las líneas de autobús reemplazarían por completo el sistema de tranvía. Pero no en este mapa.

Me sorprende lo densa que era la red de tranvías, especialmente en el sur de Los Ángeles, un área que históricamente ha estado desatendida. Curiosamente, cuando el servicio de autobús reemplazó la densa red de autos rojos y amarillos en el sur de Los Ángeles, las rutas de autobús que los reemplazaron eran limitadas. (Lee un relato de eso aquí.) Cuando la Comisión McCone estudió las causas subyacentes de los disturbios de Watts en 1965, una de las (muchas) causas fundamentales que identificaron fue la falta de acceso a un transporte público eficiente. Esto limitó las oportunidades laborales para el tránsito de personas dependientes.

¿Por qué es tan importante preservar este mapa?

Este mapa, como artefacto histórico, nos ofrece una ventana al pasado. Podemos mirarlo e imaginarnos a la cartógrafa en su mesa con tinta y una regla. Podemos pensar en los usuarios y operadores de transporte público de la época y lo que veían en sus desplazamientos diarios. También podemos ponernos en el lugar del turista de los años 20, acercando su rostro al mapa, trazando con los ojos y los dedos las formas entintadas y pintadas para localizarse en esta ciudad desconocida.

Pero no es sólo el pasado lo que veo en este mapa. También veo destellos del presente y del futuro. Como vemos en este mapa, ahora vivimos en una ciudad con servicio de tren y autobús. Las líneas ferroviarias perdidas del pasado nos ayudaron a imaginar el futuro del transporte de Los Ángeles. Aunque todos los tranvías desaparecieron en 1963, los antiguos corredores de Pacific Electric fueron esenciales en el redesarrollo de las redes de tren ligero en Los Ángeles (como podemos ver en este documento de nuestro archivo). De cara al futuro, la densa red de sistemas de transporte basados ​​en trenes eléctricos de 1927 nos ofrece algo de inspiración a medida que continuamos construyendo un sistema de tren ligero eficiente en Los Ángeles.

Trabajaste con el Getty Research Institute para digitalizar este mapa. ¡Cuéntanos sobre esta colaboración!

Trabajamos con Todd Swanson, Peter Dueker y Michael Smith en Getty Digital Imaging en J. Paul Trust (también conocido como Getty) para escanear el mapa. El motivo principal fue con fines de preservación, para que podamos mostrar y compartir copias y mantener el original a salvo. Getty cuenta con algunas de las tecnologías de conservación y preservación más avanzadas del mundo. Mientras el mapa estaba en el sitio, el equipo pidió permiso para crear un escaneo 3D especial utilizando tecnología avanzada. Utilizaron un escáner de luz estructurada para registrar la geometría espacial de la superficie del mapa con una precisión de punto submilimétrico de 0.2 mm. Luego aplicaron los mosaicos de imágenes 2D de alta resolución en combinación con el escaneo de luz estructurada para crear el producto final, un modelo 3D con una geometría muy precisa y una textura de imagen de 16k muy detallada. Estos datos se pueden utilizar para monitoreo de condición, resultados de realidad aumentada, virtual y extendida, plataformas de narración digital y más.

¿En qué más trabajas ahora y qué hace la biblioteca en este momento?

¡Tantas cosas! En los próximos meses, lanzaremos un programa de historia oral. También estamos reevaluando nuestros recursos electrónicos, para que más personas puedan aprender y beneficiarse de los miles de documentos de archivo poco comunes de nuestra colección. Y estamos jugando con nuevas herramientas y tecnologías emergentes que facilitan la recopilación, la preservación y el acceso al pasado, presente y futuro del tránsito y el transporte en el sur de California. Hace poco contratamos personal nuevo para ayudarnos a hacer realidad estos planes. ¡Manténganse al tanto!

La Biblioteca y Archivo de Investigación del Transporte Metro está abierta al público con cita previa. Si tienes preguntas y quieres programar una cita, envía un correo electrónico a library@metro.net 

Categories: Noticias de Transporte

Tagged as: ,