Antojitos por Metro: en The Oinkster usted se chupará los dedos

ARVE Error: id and provider shortcodes attributes are mandatory for old shortcodes. It is recommended to switch to new shortcodes that need only url

 

A la gente no le importa esperar, con tal de llevarse un delicioso Pastrami

El aroma de Pastrami golpeó mi nariz casi en forma inmediata al abrir la puerta. Miré y casi todas las mesas estaban llenas y había una fila como de unas 10 personas esperando.

La línea de personas empezó a caminar de inmediato y en menos de siete minutos ya estaba pidiendo mi sándwich de Pastrami, el más popular y solicitado por los cientos de personas que llegan diariamente a The Oinkster, en Eagle Rock.

El platillo que ordene fue el House Cured Pastrami, uno de los que más piden, según el cajero. De igual forma, no tuve que esperar mucho sentado, ya que un mesero me llevó la comida a la mesa, identificándote con el número que te dan al pagar.

En cuanto vi mi sándwich, casi se me hizo agua la boca, y es que en si, la carne se desborda del pan y eso le permite a uno saborear antes de darle la primer mordida.

Aunque no es muy grande, el tamaño es exacto para poderlo comer, y  descubrí el por qué diariamente, pero especialmente los viernes y sábados, la gente tiene que hacer fila hasta afuera del restaurante, debido a la gran demanda.

Al darle la primer mordida al sándwich que viene con cebollitas preparadas y col morada, comprendí porque los sándwiches de The Oinkster son los favoritos: la carne suavecita, bien servida y jugosa, pero además tiene un sabor que lo hará regresar.

Posiblemente uno de los secretos es que todo se prepara en casa desde la carne hasta la salsa de tomate Ketchup. La carne y las salsas y aderezos se empiezan a preparar desde la noche para que en la mañana se terminen de cocinar y ya para las 11 de la mañana estén  listas.

Sin embargo, el sándwich de Pastrami no es el único que usted puede pedir porque en el menú por lo menos aparecen 10 tipos de sándwich desde el vegetariano, el de pollo, el royale y el Oinkster.  Hay hamburguesas, también de Pastrami, o ensaladas, el tradicional chili fries, malteadas y postres.

Hay cerca de 40 platillos que usted podrá disfrutar, al mejor estilo americano, y en una atmósfera donde muy bien puede llegar con la familia, amigos o durante horas de oficina.  Es importante no olvidar la hora feliz; de 3 a 6 de la tarde de lunes a viernes.

De acuerdo a algunos comensales, que ya son clientes regulares, la calidad de los alimentos es incuestionable, pero además, el dueño y chef Andre Guerrero, reconocido a nivel nacional por la forma en que sazona las carnes.

También una ventaja es que si queda sediento después pagar su  bebida, no tiene que volver a hacerlo, simplemente va a la fuente de sodas y se sirve usted mismo.

El restaurante es un negocio familiar del que prácticamente todos  los que llegan a comer hablan bien porque además del buen sabor, el servicio es rápido, limpio y los meseros muy amables.

The Oinkster también está en Internet: theoinkster.com donde usted podrá ver todas las selecciones o hacer sus pedidos en línea.  Y si quiere hacerse amigo del restaurante en Facebook sea uno de los más de 6,500 seguidores que siempre están pendientes de las ofertas o nuevos platillos.

Para saborear los sándwiches, hamburguesas o ensaladas de The Oinkster puede tomar la Línea Dorada que viaja a Sierra Madre, bajarse en la estación Highland Park y de ahí tomar el DASH/Highland Park Eagle Rock, el cual lo dejará prácticamente a unos pasos del restaurante.

Restaurante The Oinkster

2005 Colorado Boulevard

Eagle Rock, CA 90041

Horario: Domingo a jueves de 11 a.m. a 10 p.m.

Viernes y sábado de 11 a.m. a 12 a.m.

Tel: (323) 255-6465

FB: www.facebook.com/Theoinkster