Latinos en Metro: Nehemías Mejía es experto en equipo industrial y mecánico

Cortesía: Nehemías Mejía

En la secundaria, Nehemías Mejía tomó un curso de mecánica industrial sin imaginarse que eso marcaría su vida para siempre. Fue cuando vivía en su natal Guatemala. Poco después de haber tomado esa clase, tuvo que huir de su país debido a la guerra civil pues tenía mucha presión para enristrase, ya fuera en el ejército o la guerrilla y esas dos opciones eran “malas”.

“Tenía que irme de ahí. Me animé a venirme con un amigo al saber que tenía familia acá porque yo no tenía a nadie”, recuerda Mejía.

Junto a su amigo, Nehemías se estableció en Nueva Jersey y gracias a los conocimientos que había adquirido en esa clase pudo conseguir un empleo reparando equipo industrial en una empresa.  Ahora es supervisor de mantenimiento de equipo industrial y mecánico en Metro.

Su equipo de trabajo se encarga del mantenimiento de las divisiones 5 y 18 y de algunas terminales, incluyendo LAX y Harbor Transitway System.  Entre sus obligaciones está la instalación, mantenimiento y reparación de equipo industrial, mecánico y eléctrico.

“Somos responsables de los circuitos o interruptores de electricidad para elevadores y del alumbrado  de las estaciones para que la electricidad esté funcionando todo el tiempo.  Es vital que la luces estén trabajando por la seguridad de los pasajeros”, expresa Mejía.

“También nos encargamos del mantenimiento del sistema de lavado a presión que se usa para lavar la parte de debajo de los autobuses y del equipo que se usa para lavar los motores y otras partes de los autobuses que se llenan de grasa”, dice.

En otras palabras, Nehemías es responsable de que el equipo industrial que da servicio a los autobuses de Metro esté al 100 por ciento para cuando se necesite. Las maquinas también incluyen los compresores de agua caliente a presión, gatos hidráulicos que se usan para levantar el autobús en los talleres mecánicos de las divisiones y los sistemas de aire comprimido.

Su equipo de trabajo no solo le da servicio a todo el sistema eléctrico y alumbrado, sino que también lo instala.

Y eso no es todo, también mantienen al sistema de combustible, ya sea gasolina o diésel, al “bus washer” y a las aspiradas que se usan para la limpieza del interior de los autobuses.

“Con este equipo se aspira toda la basura que la gente deja adentro del autobús como papel, plásticos y otras cosas. Se comprimen en una paca para ser reciclada, ya que en su mayoría es papel”, platica.

Todo esto lo hace Mejía junto a su equipo de trabajo formado por otras seis personas, que están a su mando.

A Mejía le gusta mucho su trabajo. Dice que le hace sentirse importante ser parte de la empresa que provee el servicio de transportación en la ciudad.

“Aquí en el taller empieza todo.  La gente no tiene idea de lo que se requiere para poner a un autobús en la calle”, explica agregando que va desde el mantenimiento, combustible, reparaciones, limpiado externo y limpiado interno.

“Para nosotros es un orgullo darle mantenimiento al equipo que los mecánicos necesitan para hacer su trabajo”.

Hace 28 años comenzó su carrera profesional en Metro trabajando como mecánico industrial y dando mantenimiento al equipo industrial y eléctrico.  Por muchos años se mantuvo en la misma posición hasta que se dio cuenta que tenía que estudiar para poder subir la escalera al éxito. Volvió a la escuela y se graduó de Cal. State L.A. en Administración Pública.  Además de ya tener una lista de certificados de tecnología industrial, sistemas hidráulicos y sistemas mecánicos.

Con orgullo dice que es guatemalteco y se siente satisfecho de haber tomado las mejores decisiones para lograr algo en la vida.

“Tengo un trabajo que me satisface y eso me hace feliz”, dice.

Mejía se dedica a su trabajo casi al 100 por ciento por eso cuando tiene tiempo disfruta a sus seres queridos. Una de sus pasiones es cocinar e incluso ya tomó un curso de cocina. Así que los fines de semana, junto a su novia, se entretiene cocinando y cuando tiene oportunidad viaja. Uno de sus destinos favoritos son las playas mexicanas.

En Metro espera su retiro y viendo sus opciones por si surge una oportunidad de seguir superándose.